El tiroteo en la ciudad de Halle, al este de Alemania y fuera de una sinagoga se retransmitió en directo en la plataforma Twitcch.

Con una duración de 35 minutos fue el tiempo suficiente para llamar la atención tanto en directo como pregrabado en el perfil del atacante en la plataforma de directos. 

Twitch publicó una serie de tuits sobre el asunto alegando que “solo 5 personas habían visualizado el directo”, lo que no se tiene en cuenta, es que los directos de Twitch se mantienen guardados durante un período de tiempo y fue este contenido el fue visualizado por 2.200 personas sin ser eliminado del perfil del atacante de la sinagoga. 

Esto enfrenta a un grabe problema de seguridad en las plataformas de retransmisión donde ya tenemos bastante claro que su control no está asumido debido a la masificación de Twitch y el gran contenido que se crea por momentos. 

A esto le sumamos el uso de las redes sociales para aumentar su expansión y tenemos el resultado del mal uso de una plataforma que en principio solo se dedica a la emisión de juegos en directo. 

Desde luego un uso que debería de ser controlado, ya que llevamos arrastrando serios problemas en el sector de los videojuegos a causa de las masacres realizadas por personas declaradas jugadores o con perfiles en plataformas como Twitch o Youtube. 

 

Share:

Deja un comentario

¿Quieres publicar alguna noticia?

Your Name (required)

Your Email (required)

Subject

Your Message

Categorías